Apr 26 13

Administración y finanzas del hogar: 5 consejos para el 2013

Por:
admin

Finanzas del hogar

El hogar es una empresa que hay que saber administrar. Si eres una persona que vive sola, una madre soltera o padre soltero o una familia conformada por padres e hijos, es necesario administrar las finanzas del hogar de forma asertiva y responsable.

En el  hogar son muchos los aspectos que pueden alterar la convivencia, sin embargo, los temas relacionados con dinero, son, generalmente, más sensibles y frecuentes.

 A continuación, te ofrecemos 5 consejos que te ayudarán a planear y administrar correctamente la economía del hogar.

1. Planificación financiera

Las metas no se alcanzan sin planificación. Esa nueva cocina o ese viaje en familia que tanto has soñado será difícil de lograr si no haces una planificación estratégica. O tal vez podrás alcanzarlo pero asumiendo nuevas deudas que no estaban contempladas.

“Tanta promoción, publicidad y mercadeo nos incita a comprar lo que no necesitamos”, afirma Andrés Nicolás Jaramillo, consultor especializado en planeación estratégica personal y empresarial. “Además, hacemos estas compras con la plata que no tenemos”, agrega. Te suena familiar, ¿verdad?

Éste es el primer problema que debes erradicar de raíz absteniéndote de aquellos antojos innecesarios pero irresistibles. Por eso, es importante hacer una planeación para definir cómo se alcanzarán esos sueños y proyectos.

Elaborar un presupuesto del hogar debe empezar por consignar ingresos y egresos mensuales. Para este último caso, empieza por los gastos más importantes para el sostenimiento del hogar como:

  • Servicios públicos.
  • Arriendo.
  • Alimentación.
  • -Educación de los hijos.
  • Vestuario.

Luego debes añadir los egresos variables o esporádicos que no hacen parte de los gastos obligatorios.

2. Ahorro

Ten  presente que el ahorro en el hogar se construye con el recorte de gastos innecesarios y el ahorro cotidiano. Este último aspecto es el más útil porque implica ahorros en energía, agua, vestuario y gasolina, entre otras cosas que al final del mes sumarán una buena cantidad de dinero.

Cuando vayas de compras, especialmente a la hora de mercar, aprovecha las promociones, las frutas y verduras en cosecha y, sobre todo, no dejes que te gane el antojo, pues es probable que hagas compras compulsivas de comida que en realidad no necesitas.

A la hora de usar agua, no abras el grifo completamente, pues el agua se desperdicia demasiado. Tanto la ropa como la loza deben dejarse acumular para que en una sola lavada saques el máximo provecho del agua que estás utilizando. Sí, dejar correr el agua en la ducha es un placer, pero es un daño para la economía del hogar.

Aprovecha el agua lluvia para lavar algunas cosas dentro de la casa y, en la medida de lo posible, haz uso de la luz natural para evitar utilizar la luz eléctrica. ¡Anímate! La luz natural puede ser aprovechada para la decoración del hogar y puedes jugar con la posición del sol para generar efectos especiales.

3. Reciclaje

Reutiliza elementos como las botellas plásticas para diseñar objetos decorativos y así ahorrar en elementos de decoración innecesarios. Utiliza las medias rotas o los trapos viejos para hacer juguetes para tu mascota. A tus animales de compañía no les interesa si el juguete es nuevo o costoso, simplemente se divierten con un peluche que ya no usas o un trapo con nudos para morder.

Otra forma de aprovechar el reciclaje es reutilizando las hojas de papel de cuadernos o libretas viejas. Saca un momento para recortar el papel que aún tiene un lado limpio en pequeños taquitos y descubrirás su utilidad para tomar pequeñas notas. Así no sólo cuidas el presupuesto familiar sino que ayudas al planeta.

4. Seguros

Las pólizas son una gran inversión para garantizar que el hogar subsista aún con la ausencia de la persona que más aporta económicamente en caso de un accidente, enfermedad grave, invalidez o una muerte prematura.

Los seguros también deben planificarse y, si es posible, incluirlos en el presupuesto del hogar. Para elegir el mejor seguro, define primero cuáles son los principales riesgos o eventualidades que pueden ocurrirle al hogar. ¿Tu casa está en un área insegura y es más propensa al robo? O, por el contrario, ¿tiene mayor riesgo un incendio?

Cuando tengas claras las respuestas a estas preguntas, elije una compañía de seguros sin dejarte llevar sólo por el bajo precio de la prima, pues lo más importante es la cobertura que te brinda. Una excelente opción es el modelo seguro de ahorro en el que la póliza funciona a la vez como un ahorro a futuro.

5. Inversión

Por último, invierte el dinero ahorrado de forma que te genere alguna rentabilidad.  Algunas opciones son las bolsas de valores, los bienes raíces, las divisas o el oro. Si hay un buen capital, es bueno que consideres invertir en algún negocio que funcione como franquicia, de forma que cuentes con el respaldo de una marca y unos procesos de negocios cuyo éxito ya ha sido probado. De esta forma disminuyes los riesgos de todo nuevo emprendimiento.

¿Cómo administras las finanzas del hogar? Cuéntanos tu experiencia.

Tags:

Artículos Relacionados: