Cuidado y limpieza

¿Cómo se debe limpiar la parte trasera de la nevera?

¿Recuerdas la última vez que limpiaste la parte trasera de tu nevera Haceb? Es frecuente que esta tarea se pase por alto. Te contamos cómo hacerlo.

La nevera es el electrodoméstico más grande de nuestro hogar y pocas veces la movemos del lugar que escogimos para ella. Por esta razón, su parte trasera, que es donde están elementos tan importantes como el condensador o la manguera, suele acumular con el tiempo capas de polvo y suciedad que pueden afectar su funcionamiento. 

Si bien nos tomamos el tiempo para limpiar la nevera por dentro para así evitar malos olores y la aparición de bacterios u hongos y también lo hacemos con la parte frontal (lo que está muy bien), muchas veces nos olvidamos de esa zona trasera que no vemos y que también necesita ser limpiada periódicamente.  

Al menos una vez al mes se debería destinar un momento para esta tarea, pero es probable que te estés preguntando cuál es la forma correcta de hacerlo. Por eso, hoy queremos contarte cómo puedes limpiarla y, sobre todo, cuáles son los componentes que no deben quedar por fuera de esta limpieza. 

¿Cómo y cuáles elementos debes limpiar en la parte de atrás de la nevera?

Como te contábamos, algunos de los elementos esenciales para que tu nevera funcione bien se ubican en la parte de atrás. El condensador, la bandeja de recolección de agua y la manguera son el mejor ejemplo. El polvo acumulado, la aparición de hongos o las fugas son algunos problemas que pueden presentar si no las limpias y revisas con cierta frecuencia. 

En esta infografía te contamos cómo puedes limpiar cada una de estas partes: 

Infográfico
¿Cómo te pareció este contenido?
Personaliza tu visita