Cuidado y limpieza

Paso a paso para limpiar las partes más difíciles de tu estufa o cubierta

Si te has preguntado cómo limpiar tu estufa, en especial partes como quemadores y parrilla, ingresa aquí para conocer en un paso a paso la forma de hacerlo.

Todos hemos pasado por esa incómoda situación en la que estamos cocinando y la sopa o el agua de las pastas se desborda y cae sobre la estufa, o en la que comenzamos a notar un poco de grasa acumulada en su superficie y entonces nos preguntamos “¿cuál es la mejor forma de limpiarlo?” Aquí te lo contamos. 

Las estufas más modernas, como las que encuentras en Haceb, cuentan con diseños que hacen más fácil su limpieza, sin embargo, todo aquel que disfruta de pasar un buen tiempo en la cocina, sabe que es imposible evitar que algún pedacito o mancha de comida quede en ellas cuando preparamos algo. 

No siempre es fácil retirar esos pedacitos y manchas, ya sea por el lugar en el que quedan o por la naturaleza misma del alimento. Pensando en hacerte la vida más sencilla, queremos compartir contigo un paso a paso en el que te contaremos cómo limpiar tu estufa Haceb, incluso esas partes más difíciles como quemadores o coyunturas. 

Limpia tu estufa Haceb siguiendo estos pasos

Solo necesitarás estos elementos: papel de cocina, un producto desengrasante de tu elección, fibra verde, un trapo y agua caliente. 

Paso 1:

retira las parrillas y los quemadores y ponlos a un lado. Con un papel de cocina humedecido con agua da varias pasadas sobre la superficie de la estufa para eliminar restos de comida y líquido. 

Paso 2: 

rocía el producto desengrasante que hayas elegido sobre la estufa y deja que haga efecto por unos cinco minutos. Haz lo mismo con los quemadores por aparte. 

Paso 3: 

remoja la fibra verde en agua caliente y pásala por toda la superficie de la estufa. En aquellos lugares donde la grasa esté más pegada emplea un poco más de presión (hazlo siempre siguiendo las líneas que se alcanzan a ver en el metal para evitar rayones). Toma los quemadores y pasa también la fibra verde sobre ellos de forma circular.  

Paso 4: 

con un trapo húmedo remueve el producto desengrasante y, con él, la grasa ya disuelta. Si aún queda algo de desengrasante, lava el trapo con un poco de jabón, escúrrelo y vuelve a pasarlo sobre la estufa para que no queden restos de producto. 

Paso 5: 

por último, limpia con el trapo las parrillas y, cuando todo se haya secado, móntalas de nuevo con los quemadores. 

 

Sigue estas recomendaciones y no tardarás más de 10 minutos en tener tu estufa limpia y reluciente sin demasiado esfuerzo. Ahora que sabes que no es tan difícil limpiar la estufa como suele decirse, podrás disfrutar de tus recetas favoritas sin preocupaciones. 

¿Cómo te pareció este contenido?
Personaliza tu visita